Después de Franco viene el resto

La exhumación del dictador debe ser sólo el primer paso de una serie de reparaciones que cumplan con la Ley de Memoria Histórica

El 24 de octubre presenciamos una cita histórica. Tras casi 44 años después de su muerte, Francisco Franco fue trasladado al cementerio de Mingorrubio, donde se hallan otros ilustres franquistas como Arias Navarro o Carrero Blanco, y junto a su mujer, Carmen Polo.

Este simbólico paso, que ha congregado a un pequeño número de franquistas a las puertas del Valle de los Caídos y ha generado tibias respuestas por parte de las formaciones derechistas, debe ser el primero de muchos.

El fundador de La Falange y reconocido fascista José Antonio Primo de Rivera, por mucho que se empeñe la vicepresidenta en funciones, no fue una víctima de la guerra civil, sino un muerto en un conflicto que él mismo contribuyó a crear con “la dialéctica de los puños y las pistolas”.

Otro militar fascista que debería sumarse a la exhumación de los anteriores es el general Queipo de Llano. Actualmente se encuentra enterrado con honores en la basílica de la Macarena en Sevilla, y ya hubo concentraciones el pasado fin de semana en contra de su figura y del homenaje que allí se le rinde.

Han pasado muchos años, pero siguen quedando cientos de monumentos, estatuas, calles… dedicados a fascistas. Unos homenajes que deberían desparecer de inmediato, porque una democracia consolidada no puede permitirse la exaltación del franquismo como se ha venido haciendo las últimas cuatro décadas.

Imagen tomada en el funeral de Francisco Franco

Por último, me gustaría dedicarle unas palabras a los líderes del Partido Popular, Ciudadanos y VOX, que si bien pueden no ser franquistas, sin duda padecen de  franquismo sociológico.

Señor Casado, me parece un insulto a millones de personas en este país que dijese en un mitin allá por 2009; “los de izquierdas son unos carcas, todo el día con la guerra del abuelo, con las fosas de no sé quién, con la Memoria Histórica…”

Señor Rivera, déjese del discurso de reabrir viejas heridas y separar entre rojos y azules. A lo que usted se refiere es a la Memoria Histórica, una ley aprobada por el Parlamento en 2008. Simplemente le recuerdo que usted y su grupo parlamentario en 2013 abandonaron el parlamento en una votación para condenar los crímenes del franquismo.

Y por último señor Abascal, decir que Franco fue “un soldado, un general” sin hablar de su faceta golpista y dictatorial es como decir que Adolf Hitler fue un artista frustrado, sin mencionar el aspecto genocida. Mientras que estos partidos siguen hablando del 155 y la aplicación de la ley a políticos catalanes, incumplen y dejan de lado otras leyes como la de Memoria Histórica. Esperemos que tras esta exhumación, vengan el resto de pasos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s